Una parada en el camino para coger con una tetona bien chingona

1699
Share
Copy the link

Hay viene este ángel caído del cielo en bicicleta con unas tetas que podrías mover montañas. Me pego a ella en el camino y como es una mujer despechada pues hacemos un alto en el camino para gozar de su compañía y de su rico cuerpo. Le chupo los pezones y le abro ese culo que alberga una de las mejores panochas del mundo. Cogemos apoyados en la bicicleta y hago que sus senos choquen entre  como campanas de iglesia mientras mi verga entra en ella. En la habitación hacemos la segunda parte y cogemos aún más rico.  

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *