Una casa fría y una madrastra bien caliente

2882
Share
Copy the link

Estoy con mi madrastra en una casa del campo y accidentalmente cerré la puerta donde estaba todo el abrigo. Estamos helados y tenemos que hacer algo para calentarnos. Me pego a mi madre y con el calor corporal podemos resistir, pero la proximidad de su cuerpo hace que me ponga bien caliente, tanto como ella. Termino penetrándola y ella se deja coger por su hijastro cuando ve lo gorda que tengo la verga. Estar pegado a ella hace que haga locuras y bueno, está bien padre coger con mi rica madrastra.  

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *