Cómetela primero y después nos casamos

1269
Share
Copy the link

Esta chava está un poco reacia a coger y me dice que si no hay casamiento no hay divertimiento. Yo me saco la pinga y se la pongo en la cara para que vea todo el material que tengo entre las piernas. Al final accede a chupármela y sus lindos labios húmedos entran en contacto con mi pinga. El sexo oral está bien cabrón y su panocha es dulce como la miel. Su clítoris baila en mi lengua y a la hora de coger lo pasamos tan bien que su premio es mi semen en su boca.  

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *