Una flaca que vale oro

253
Share
Copy the link

Esta flaca es pura sensualidad que, aunque no tenga mucha chicha en sus carnes tiene unas ganas de coger que van acorde con las mías. Le pido que se salga de la ducha para que venga a mi encuentro y después de un par de besos, tengo la verga metida dentro de ella dándole a las caderas. Me gusta un chingo coger con ella y sus pocos kilos de carne lo aprovecha un chingo de bien con esa panocha que es ambrosia para mi pinga. Ella quiere mi semen y eyaculo en sus pequeños pechos. 

Comments

Your email address will not be published. Required fields are marked *