Mi madrastra me obliga a coger con su hijo

1858
Share
Copy the link

Hay la neta, no me dejan ni un momento tranquila en esta pinche casa. El pendejo de mi hermanastro es un pervertido con el que no puedo vivir y cuando mis rodillas golpean su pene por cabron. Su pinche madre que lo mima demasiado me obliga a tener sexo con él. Me pone su pinga en mi boca y yo se la tengo que chupar para que me dejen en paz. Todo su rabo entra en mi garganta y me obligan a abrir mi vagina para el disfrute de mi hermano mientras que su madre mira.  

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *