Mi marido es un cornudo en Candelaria

503
Share
Copy the link

Después del saludo al sol es hora de que la chava me haga una buena mamada y la neta si que sabe hacerlo. Mi marido es un cornudo en Candelaria. Lo pasamos bien chido mientras nos traen platillos de comida bien ricos. Esconde su cabeza como un avestruz y esa postura que solo veo su parte de atrás me pone muy cachondo y tengo que meterle la verga bien adentro. Esconde su cabeza como un avestruz y esa postura que solo veo su parte de atrás me pone muy cachondo y tengo que meterle la verga bien adentro. Cuando no la tienen metida en alguna de sus bocas tiene metida la verga en esos pinches gloriosos pechos.

Comments

Your email address will not be published. Required fields are marked *