Por el culo grita en Chiautzingo

261
Share
Copy the link

El autobÚs está vacío y solo estamos yo, mi compa, y una rica chava al lado nuestra. Por el culo grita en Chiautzingo. Un domingo tranquilo me llaman a la puerta y aparece una pendeja rubia que me dice que la persigue la policía. Para terminar podremos ver las nalgas de la joven como botan y como cae la corrida encima de la polla de el. Esta pendeja regordeta está bien servida de pechos y de carnes en general. Es de lo más chingon meterle la verga a mis dos hermanas, la de verdad y la nueva. Es una amiga de toda la vida y que no sabía yo que era tan golosa en la cama.

Comments

Your email address will not be published. Required fields are marked *